OSCE: qué es y sus principales funciones

Para mejorar las contrataciones públicas en Perú, se ha creado un organismo especializado llamado OSCE, con la función principal de supervisar de manera constante todos los procesos de las contrataciones en cualquier entidad del Estado Peruano.

Si quieres conocer más sobre qué es OSCE y cuáles son sus funciones y principios, entonces échale un vistazo a la información que hemos dejado para ti a continuación.

¿Qué es el OSCE en Perú?

Se trata del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), un organismo técnico especializado adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas el cual tiene como principal objetivo hacer cumplir las normas de contracciones en las adquisiciones públicas del Perú, para que sean distribuidas y utilizadas en todas las entidades públicas del Perú. Asimismo, promueve las prácticas eficientes en todos los procesos de contratación de bienes, servicios y obras.

Este organismo fue creado el 4 de junio de 2008 y desde entonces cuenta con autonomía técnica, administrativa, económica, financiera y funcional, además de contar con protagonismo jurídico en el derecho público del Perú, como lo establece en las Ley Nº 30225 y la Ley de Contrataciones del Estado modificada por el Decreto Legislativo N° 1341.

La institución OSCE, cuenta con objetivos claros para mejorar las condiciones en su institución y en consecuencia ser un gran aliado para las entidades públicas y para los beneficios de los ciudadanos, ya que sus valores institucionales apuestan por crear un servicio eficiente al aplicar sus normas. Así lo hacen saber en su misión y visión como organización.

¿Quieres inscribirte en el Registro Nacional de Proveedores del Estado? Aquí te explicamos todos los pasos

Visión del OSCE

“Ser un organismo público referente de alcance nacional, reconocido como aliado estratégico de las entidades públicas y agentes económicos, por la calidad de sus servicios y por el uso intensivo de tecnologías de información; así como por promover la eficiencia, probidad y transparencia en la gestión de las contrataciones del Estado, contribuyendo a mejorar el acceso al mercado estatal y a elevar la calidad del gasto público.”

Misión del OSCE

 “Somos el organismo técnico especializado responsable de cautelar la aplicación eficiente de la normativa y promover mejores prácticas en la gestión de las contrataciones del Estado, para el uso óptimo de los recursos públicos y la satisfacción de las necesidades de la población.”

Además de estos objetivos claros como institución, OSCE cuenta con una serie de principios y valores importante para lograr accionar de forma eficiente, justa, y honrada sus funciones.

Valores institucionales del OSCE

Según el Plan Institucional de Integridad y Lucha contra la Corrupción 2019-2020 del OSCE, este organismo describe sus valores institucionales de la siguiente manera:

  • Respeto: la conducta del OSCE está enmarcada por el respeto hacia los ciudadanos y demás entidades públicas, así como lo establece en la Constitución y las leyes de Perú.
  • Probidad: este organismo asegura trabajar con integridad, honestidad y humildad, ya que ellos desechan todo interés general o ventaja personal.
  • Eficiencia: brinda calidad en cada una de las funciones que se les atribuye.
  • Idoneidad: cada empleado que formará parte de la Institución requiere trabajar con una aptitud técnica, legal y moral.
  • Veracidad: OSCE cuenta con veracidad y autenticidad real en pro de mejorar las relaciones con todos los miembros de la institución, con los ciudadanos y por supuesto, apuestan por siempre buscar la realidad de los hechos.
  • Lealtad y obediencia: este organismo actúa con los valores de lealtad y solidaridad hacia todos los miembros de la institución.
  • Justicia y equidad: garantizan una distribución justa para todas las entidades públicas a nivel nacional.
  • Lealtad al Estado de Derecho: OSCE afirma ser leal al Estado Peruano a través de la Constitución y las Leyes del Perú.

Además, incorporan otros principios fundamentales como la proactividad y el trabajo en equipo, ya que para ellos es importante trabajar de forma coordinada y organizada para cumplir con sus objetivos propuestos. Por ello, sus funciones están dirigidas a supervisar y administrar las contrataciones en Perú para asegurar que sean íntegras y eficientes.

¿Cuáles son las funciones del OSCE?

Ya hemos mencionado anteriormente, que este organismo cumple diferentes funciones en relación con las contrataciones con los proveedores para la adquisición de bienes, servicios y obras, pero en sí, ¿qué hace el OSCE? Te contamos a continuación todas sus funciones:

  • Supervisa y fiscaliza de manera continua todos los procesos de contratación pública que se realizan en las entidades públicas a nivel nacional.
  • Promueve el cumplimento de las normas y reglas de las contrataciones públicas.
  •  Opera junto con el Registro Nacional de Proveedores (RNP), para implementar los diferentes procesos de contratación del Estado Peruano.
  • Administra, desarrolla, supervisa y trabaja de la mano con el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (SEACE), para mejorar la efectividad en los procesos de contratación.
  • Permite consultas gratuitas de las entidades públicas, ante cualquier inquietud.
  • Impone sanciones necesarias y justas a los proveedores del RNP, que incumplan con lo establecido en la Ley, en su reglamento y en las demás normas.
  • Pone a disposición de la Contraloría General de la República de Perú, los casos en los que se haya cometido algún delito por acciones indebidas en las contrataciones públicas que perjudique al Estado por razones económicas o morales.
  • Tienen el derecho y obligación de suspender los procesos de contratación por consecuencia al incumplimiento de las normativas de contrataciones públicas.

Todas estas funciones se encuentran establecidas en el artículo Nº 58 del Decreto Legislativo Nº 1017, de la Ley de Contrataciones del Estado. OSCE, ha establecido todas sus normativas y reglamentos para mejorar las condiciones en las que Perú realiza alguna negociación con los proveedores en la adquisición de los recursos que beneficiarán a todas las entidades públicas y en consecuencia a los ciudadanos en general.  Por ello, se apoya de la Constitución del Perú, de las Leyes sobre las contrataciones y demás leyes que engloben la economía del país para hacer cumplir sus objetivos.